viernes, 25 de mayo de 2012


VALORACIÓN GERIÁTRICA GLOBAL: SOBRECARGA DEL CUIDADOR DE PERSONAS ANCIANAS DEPENDIENTES



El hecho en que en estos últimos años haya aumentado la esperanza de vida ha provocado un aumento de la población anciana en los países desarrollados. Estas personas se caracterizan por sufrir un aumento de las patologías crónicas, las cuales son responsables de un declive físico y psíquico que produce el aumento de la necesidad de cuidados por parte de otras personas. Por estas razones, se consideran que aquellas personas que precisan la ayuda y los cuidados de otros para realizar las actividades básicas de la vida diaria son dependientes. El objetivo de estos cuidados es el de demorar la institucionalización del anciano.

El cuidador es aquella persona, frecuentemente un familiar directo, que convive y es responsable de proporcionar una serie de recursos (ayuda en las necesidades básicas e instrumentales de la vida diaria) que el paciente no puede autosustentarse y necesita. Pero asumir el rol de cuidador no es inocuo, ya que pueden desarrollar sobrecarga por las tareas asumidas a la vez que compaginan:
            -Desatención de la propia salud, proyecto vital y vida social
-Deterioro familiar, relacionadas a dinámicas culposas, rabiosas y manipulatorias
-Ansiedad o frustración por falta de preparación y conocimiento técnico en el cuidado de pacientes dependientes

Una mayor sobrecarga deteriora la salud mental, social y física del cuidador, presentando con mayor frecuencia trastornos ansioso-depresivos, mayor aislamiento social, falta de tiempo libre, empeoramiento de la situación económica familiar o la calidad de vida, mayor morbilidad general

Para valorar el estado en la que se puedan encontrar estos cuidadores se utiliza la Escala de sobrecarga del cuidador de Zarit, la cual recoge las dimensiones de: calidad de vida, capacidad de autocuidado, res de apoyo social y competencias para afrontar problemas conductuales y clínicos del paciente cuidado.

Dicha escala muestra una alta correlación con instrumentos afines, como el Índice Global de Carga e Inventario Breve de Síntomas, y la detección de otras patologías, sobretodo en salud mental.

La sintomatología a destacar en estos cuidadores es: cefalea, dolor de espalda, algias musculares, cansancio/fatiga, alteraciones del sueño y apatía. Respecto a la esfera psíquica, las patologías que más prevalecen son la ansiedad y la depresión.

Según los estudios realizados y como conclusión del tema:
-Hay un mayor número de mujeres que ejercen el papel de cuidador (alrededor de un 88%)
-La edad promedio de los cuidadores está entre los 50-55 años
            -Un 77,3% sólo se dedica a esta actividad
-Al menos un 50% de aquellos que son cuidadores muestran una sobrecarga intensa.


Todo lo hablado anteriormente pone en evidencia la necesidad de implementar actuaciones multidisciplinarias con el fin den apoyar a los cuidadores tanto de forma preventiva como de soporte. Hay experiencias publicadas sobre diferentes tipos de intervenciones (formativas, psicoconductuales, grupos de apoyo, de descanso periódico, etc.) realizadas por distintos profesionales (médicos, enfermeras, psicólogos, equipos multidisciplinares, etc.) que resultan positivas tanto para el cuidador como para el anciano dependiente que precisa esos cuidados.


BIBLIOGRAFÍA

-Breinbauer, H; Vásquez, H; Mayanz, S; Guerra, C; Millán, T. Validación en Chile de la Escala de Sobrecarga del Cuidador de Zarit en sus versiones original y abreviada. Revista Médica de Chile, 2009. 137: 657-665. Disponible en:http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872009000500009
-Jofré Aravena, V; Sanhueza Alvarado, O. Evaluación de la sobrecarga de cuidadoras/es informales. Ciencia y Enfermería, 2010. Vol. 16(2): 111-120. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-9553201000030001
-López Gila, M.J; Orueta Sáncheza, R; Gómez-Caroa, S. El rol de Cuidador de personas dependientes y sus repercusiones sobre su Calidad de Vida y su Salud. Revista Cínica Médica Familiar, 2009. Vol. 2(7): 332-334. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/albacete/v2n7/original3.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada